tablon
http://www.herniasdedisco.com.ar - http://www.dolorlumbar.com.ar
ENFERMEDADES DEL DISCO
DOLOR LUMBAR

El dolor en la parte baja de la espalda o lumbalgia, con o sin algún motivo, es muy frecuente, benigno y de fácil resolución con medicación y reposo. El diagnóstico de su origen no es fácil pero tampoco es importante pues, con mucha frecuencia, cura en poco tiempo y sin tratamiento.

Se aconseja una consulta especializada si la lumbalgia se acompaña de molestias en miembros inferiores y también si el cuadro supera las cuatro semanas, por la conveniencia de un diagnóstico de certeza, pues determinar su causa puede ser difícil y suele requerir estudios especializados. Se considera crónica a la lumbalgia que supera las doce semanas.

El origen más frecuente del dolor crónico suelen ser los discos vertebrales. También lo pueden causar las articulaciones vertebrales del costado de cada cuerpo vertebral, como el síndrome facetario, un cuadro de dolor de cintura que irradia a glúteos y pantorrilla, como una ciática. La estenosis foraminal, que es el estrechamiento de los orificios por donde pasan los nervios que salen de la columna hacia el resto del cuerpo, también puede dar dolor tipo ¨ciático¨.

También producen lumbalgia otras afecciones de la columna lumbar como artrosis facetaria, estrechez (estenosis) del canal vertebral central, espóndilolistesis (corrimiento de una vértebra sobre otra), una afección de las raíces nerviosas (radiculopatía), fracturas, infecciones, tumores vertebrales benignos o malignos y otras causas.

Un dolor referido a la región lumbar puede originarse fuera de la columna vertebral en vísceras vecinas (digestivas, urológicas, genitales, ginecológicas). También lo pueden producir algunas enfermedades generales como la fibromialgia y otras causas.


¿QUÉ ES LA HERNIA DE DISCO?

El término hernia de disco se refiere a cuando el disco intervertebral protruye hacia el exterior, más allá de su contorno normal pudiendo ejercer presión sobre los tejidos vecinos. Es la forma más común de la Enfermedad Discal Degenerativa, más frecuente en adultos jóvenes de 30 a 50 años.

figura 13
figura 14
ZONA LUMBAR - CORTE VERTICAL
FIGURA 1
ZONA LUMBAR - CORTE HORIZONTAL
FIGURA 2

En general se suele producir en forma espontánea y sin causa aparente, aunque en algunos casos pudo haber habido un factor desencadenante como levantar grandes pesos o movimientos inadecuados u otros factores. En una mayoría suele ser producto de la suma de algún factor predisponente, como por ejemplo puede serlo alguna anomalía de la columna como escoliosis o rectificación de la curvatura lumbar normal, agravado con algunos factores de riesgo repetidos como son los de ciertos trabajos o actividades deportivas inconvenientes.

La suma de estos factores acelera el lento desgaste de los discos que se inicia en la juventud. La enfermedad comienza con una pérdida de agua, disminución de altura, hay una desestabilización leve entre las dos vértebras, aumenta la presión del núcleo y comienzan a romperse las fibras internas del anillo fibroso, en puntos débiles que empiezan a abombar hacia atrás en uno o en los dos costados, pudiendo presionar tejidos vecinos y la raíz nerviosa en su salida desde la columna.

Esta presión puede ser asíntomática o sea sin dolor ni molestias, o ser sintomática con dolor lumbar que se puede acompañar o no con molestias o dolor que irradian por el nervio afectado. La intensidad del dolor puede no ser un reflejo de la gravedad de la afección por lo que, en muchos enfermos, el dolor puede ser tolerable o leve aunque las lesiones sean importantes

 

Segmento lumbar, visto desde arriba
Causa de dolor ciático de tipo compresivo
figura 15
figura 16
DISCO NORMAL - CORTE HORIZONTAL
FIGURA 3

DISCO HERNIADO - CORTE HORIZONTAL
FIGURA 4

Lo que se sale de lugar no es el disco, un cilindro muy soldado al hueso, sino que se trata de una protrusión o abombamiento que puede ser generalizado a todo su contorno, a lo que se llama “bulging annulus”, o ser localizado hacia atrás y a un costado, o a ambos lados. (Figuras 4, 5 y 6)

A este anillo le suelen quedar algunas láminas de fibras sanas que impiden la salida al exterior del material del núcleo pulposo, casos a los que se califica como protruidas o con “anillo continente”. También puede tener todas sus fibras perforadas en algún punto, una brecha abierta por la que se escapa hacia fuera del disco la sustancia gelatinosa del núcleo pulposo. Son hernias graves llamadas “extruidas”, cuadros bastante difíciles de remediar. (Figuras 5, 6 y 7).

HERNIA DE DISCO
ANILLO CONTINENTE
FIGURA 5
HERNIA EXTRUIDA
ANILLO NO CONTINENTE
FIGURA 6

La presión de la hernia sobre los tejidos vecinos produce inflamación y edema local que comprime la red de pequeñas arterias, venas y linfáticos y no permite reabsorber ese edema que aumenta, al igual que las sustancias tóxicas del metabolismo de los tejidos y además el oxígeno es insuficiente. Un círculo vicioso que agrava la inflamación local y el dolor.

Ante este foco de inflamación y dolor, los músculos paravertebrales pueden reaccionar en forma defensiva tratando de inmovilizar la zona enferma mediante una contracción irregular de sus fibras musculares, o sea que aparece una contractura que intensifica mucho el dolor.
FIGURA 7

Además de causar lumbalgia, la protrusión de un disco puede comprimir alguna raíz nerviosa de las que pasan por detrás y al costado de cada disco, produciendo síntomas neurológicos en la zona de miembros inferiores inervada por esa raíz nerviosa.

Las dos raíces nerviosas inferiores forman el nervio ciático que inerva la nalga y muslo posterior (disco 4º), pierna posterior y lateral, planta y dedos del pie (disco 5º). A la afectación del ciático se la llama ¨ciatalgia¨ o ¨ciática¨ y ¨lumbociatalgia¨ si también hay dolor lumbar. El dolor ciático puede tener también otras causas ajenas al disco. Es posible tener sólo ciática sin lumbalgia. La figura 8 muestra la inervación de la raíz inferior del ciático (disco 5º)

figura 20

DISTRIBUCION DEL DOLOR CIATICO
FIGURA 8

Las sensaciones anormales pueden ser insignificantes o hasta insoportables como dolor, ardor, adormecimiento, hormigueo, cosquilleo, anestesia u otras alteraciones. Estos síntomas con el tiempo pueden empeorar o mejorar y hasta desaparecer lo que no indica que la enfermedad del disco mejoró, si no sólo que aprieta en una zona diferente.

Un enfermo que tiene afectada la nalga y la pantorrilla aunque no incluya al pie podría pensar que tiene afectados el 4º y el 5º disco. Los estudios neurológicos detectan bien estos problemas.

La raíz nerviosa posterior al disco 3º va a formar parte del nervio crural e inerva el costado y delante del muslo, a su afectación se la llama ¨cruralgia¨ (Figura 9 - “DERMATOMAS Y MIOTOMAS”). Si a una alteración en los miembros inferiores se le suma una debilidad en los músculos, muestran una afección algo mayor pues, en la raíz nerviosa, la parte motora  está detrás de la parte sensitiva.

8
IMAGEN “DERMATOMAS Y MIOTOMAS”
NOTA : 1 CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA VER FIGURA AMPLIADA

La compresión de las arterias produce dolor durante la marcha por falta de oxígeno cuya necesidad aumenta al caminar, algo que molesta demasiado pero que un tratamiento de descompresión vertebral suele mejorarlo ya en el primer día.

Los síntomas de una hernia de disco dependen del lugar dónde esté herniado, de cuáles tejidos o elementos se encuentran comprimidos. Es frecuente que la variación de mejoría y desmejora inviten a suponer mal que la enfermedad también ha mejorado cuando no se ha hecho nada para curar, solamente convendría suponer que la protrusión está comprimiendo una zona poco sensible, pero que es posible que la enfermedad empeore permanentemente en forma larvada.

arriba